Consejos y tips

Controla los nervios antes de tu examen de admisión

30 agosto 2022

A causa de los nervios algunas personas llegan a experimentar síntomas corporales, como sudor, labios secos, latidos fuertes en el pecho, sensación o ganas de vomitar y la aceleración de la respiración.

Antes de presentar un examen es común presentar nervios, angustias o miedo. A causa de ello, algunas personas llegan a experimentar síntomas corporales, como sudor, labios secos, latidos fuertes en el pecho, sensación o ganas de vomitar y la aceleración de la respiración.

Las siguientes estrategias te pueden ayudar para controlar esos nervios antes del gran examen, así que toma nota  y ponlos en práctica:

Si te has preparado bien con anticipación y has seguido un buen plan de estudio, te aseguramos que lo bien aprendido no se olvidará y lo harás excelente

  1. No te desveles: Pasar la noche en vela antes de un examen, reduce la capacidad de asimilar conocimientos. Así que, duerme lo más que puedas para levantarte con energía y una actitud triunfadora.
  2. No estudies un día antes del examen: Confía en lo que has estudiado.  Si te has preparado bien con anticipación y has seguido un buen plan de estudio, te aseguramos que lo bien aprendido no se olvidará y lo harás excelente. Te recomendamos que en lugar de esto, dedique este día a relajarte: escucha tu música favorita, ir por un café o practicar algo que te haga feliz.
  3. Prepara tus papeles y material que utilizarás durante el examen: Esto te ayudará a ahorrar tiempo antes de salir de tu casa y podrás salir seguro que llevas todo lo necesario.
  4. Sé puntual el día de tu examen: Si tu examen es de manera presencial, llega al lugar del examen antes de la hora indicada (30 a 40 minutos antes), esto te ayudará a evitar factores externos como el tráfico, de esta manera reducirás tu nivel de estrés ya que estarás seguro que dispondrás de todo el tiempo para contestar con calma el examen. Por otro lado, si tu examen es en línea te recomendamos que comiences a preparar tu equipo y hojas en blanco que ocuparás alrededor de unos 30 minutos antes.
  5. No platiques con otros aspirantes: Recuerda que hablar sobre ello puede crear incertidumbre, acerca de lo que estudiaste. Te aconsejamos que durante este periodo de espera enfoques tu atención a las indicaciones que te den los orientadores.  

Durante tu examen puedes utilizar algunas técnicas de relajación, como la respiración profunda o la tensión-distensión de los músculos. Tómate un par de minutos de descanso si crees necesario practicarlas.

Por cierto…¡Evita comparar respuestas con otros aspirantes! Lo mejor es que, una vez que ha pasado, te olvides del examen hasta que te den los resultados.

Autor Steph Blog www.math2me.com

Math2me

También podría interesarte...